MAR
16
JUE
18
                 
Noticias

Las españolas, entre las mujeres europeas que menos hijos tienen, ¿cómo es posible?

Los últimos datos publicados por la agencia europea de estadística, Eurostat, constatan que las españolas están entre las mujeres europeas que menos hijos tienen; mientras su tasa de empleo también es menor que la de la media de la Unión Europea.

En España, las mujeres tuvieron una media de 1,32 hijos en 2012, lo que las coloca a la cola de la UE, solo por detrás de Portugal (1,28) y de Polonia (1,3). En ese mismo año, la media de las europeas tuvieron 1,58 niños por mujer.

Los países donde la tasa de natalidad es mayor son Irlanda y Francia, con 2 hijos por mujer, seguidos de Reino Unido (1,92) y Suecia (1,91). La agencia de estadística, además, señala que de los 10 Estados miembros que se sitúan en la media europea o la mejoran, ocho de ellos también tienen una tasa de empleo para las mujeres en torno a la media.

Datos para una contradicción

En el caso de España, a la cola en natalidad, las mujeres tampoco alcanzan la media de las europeas en lo que a ocupación se refiere. La tasa de empleo de las españolas es del 50,6% y el de los españoles del 60,2%; mientras que en el conjunto de la UE las mujeres llegan a un 58,5 % de ocupación, una cifra que, en cualquier caso, se mantiene lejos de la media de los hombres europeos (69,6 %).

La estadística europea también se ha fijado en la brecha salarial entre hombres y mujeres y apunta que la diferencia en España es mayor (17,8 %) que en el conjunto de la Unión Europea (16,4 %).

Otras conclusiones de Eurostat muestran que, al igual que en la Unión Europea, las mujeres superan a los hombres en la Universidad, en donde las mujeres son un 45,3% y los hombres un 35 %; lo que supone una diferencia algo mayor que la media europea, en donde la proporción es de un 39,9% de mujeres y un 31,5% de hombres.

Las mujeres españolas, además, son mayoría en las carreras relacionadas con la educación (77,2%) y con la salud y el bienestar (76,1%) y minoría en los campos de las ciencias, matemáticas e informática (36,2%) y de las ingenierías (27,2%).

La proporción es similar a nivel de los Veintiocho, en donde las mujeres son el 79,1% de los estudiantes de carreras de educación y formación, el 76% de salud y bienestar, el 40,8% de ciencias y el 26,6% de ingenierías.

En cualquier caso, si observamos los datos de Eurostat en cuanto a la natalidad y la tasa de empleo, los mismos ponen de relieve lo que se podría considerar una contradicción: si la extendida idea de que la ocupación incide a la baja en la natalidad fuera cierta, aunque no se puede negar del todo ese efecto, lo lógico sería que las españolas tuvieran más hijos que las europeas. ¿Por qué entonces sucede lo contrario?

La respuesta, la ausencia de ayudas y el concepto de maternidad

La respuesta a esta pregunta tiene que ver con dos factores que son determinantes: uno económico y otro cultural.

El económico hace referencia a las ayudas que tienen las familias y lo que podríamos denominar como salario social a las familias, es decir el conjunto de servicios que tienen los padres y las madres que les facilitan desarrollar su actividad a pesar de tener hijos, como las guarderías, la asistencia cuando los hijos enferman y se han de quedar en casa, la flexibilidad horaria en el trabajo; en definitiva, la mejor conciliación entre vida laboral y familiar.

En cuanto al cultural, se trata de cómo contemplan la maternidad los diferentes países y si ese hecho tiene que ver con la seguridad de cara al futuro. Si la respuesta es que la maternidad es vista como un hecho positivo y no como un impedimento todo es más fácil.

Sin embargo, en España está muy extendida la idea de que la maternidad es más bien un obstáculo para la realización de la mujer, como lo confirma el hecho de que tenga la tasa de crecimiento del aborto más alta de Europa.

Divorcios y tasa de natalidad

Al mismo tiempo, en relación a la baja natalidad en España, cabe recordar el estudio 'El déficit de natalidad en Europa. La singularidad del caso español', elaborado por la Obra Social "laCaixa", al que hacíamos referencia el 18 de diciembre de 2013.

Una de las conclusiones de ese estudio era precisamente que los divorcios y las parejas de hecho son las principales causas de la crisis de natalidad que hay en España.

En el mismo de ponían de manifiesto hasta cinco evidencias de que la cohabitación y la ruptura influyen de forma decisiva en la caída demográfica española, que a su vez amenaza la estabilidad del sistema público de pensiones.

VER TODAS LAS NOTICIAS

Noticias recientes
16
Dic
Desilusionando ingenuos (1)
15
Dic
En fallo histórico la Corte Suprema de Guatemala prohíbe el activismo abortista de una procuraduría
15
Dic
Otra mas del paraiso canadiense de Trudeau!

 

Contáctanos
    porlavida@redmovida.org
 
    /redmorelosporlavida
 
    red_movida@hotmail.com