JUE
16
SAB
18
                 
Noticias

«No cometáis mi error»: un padre, con su sitio en internet, ya ha salvado a 1.370 niños del aborto

Activistas provida en una manifestación en Washington




La palabra aborto se teclea en Google 32.000 veces al día. También Cherri la tecleó una vez y se encontró casualmente con Online for Life, el sitio internet guiado por Jeff Bradford que en dos años, junto al hijo de Cherri, ha salvado más de 1.370 niños.

Justo a tiempo
Como Cherri, también Robin, embarazada del cuarto hijo poco después de haber dado a luz al tercero, sentía el peso de sentirse juzgada como una “estúpida”: «Encontré el sitio y escribí. Me respondió Kelly, que me ayudó escuchándome. Decidí no abortar, aunque hasta el final estuve llena de dudas», explica la mujer.

«Pero cuando mi hija nació me di cuenta de que había hecho la mejor elección de mi vida. Kelly me ha ayudado a combatir contra las presiones de la sociedad, contra la mentalidad de la mayoría. ¡Quiero dar las gracias y decir a las mujeres que busquen ayuda, que allí fuera existe gente dispuesta a ayudaros!».



De la muerte a la vida
Jeff Bradford, antes de socorrer tantas vidas, había sacrificado una, la de su hijo. Era el año 1993: él y su novia, que en esa época tenían veinte años y estaban a punto de casarse, descubrieron que esperaban un hijo, pero el miedo al juicio de los demás los empujó al aborto.

Y aunque ambos sentían que algo no estaba bien en esta decisión, no se dijeron nada el uno al otro. El día en que su novia abortó, Bradford se quedó en la sala de espera. Tricia salió y los dos volvieron a casa en silencio. Después se casaron y del matrimonio nacieron cuatro hijos. Sin embargo, durante 15 años, los cónyuges no hablaron nunca de lo que había sucedido, «pero había siempre algo que no iba bien», ha contado Bradford.

"La herida del aborto se gangrenó"
Los primeros años de matrimonio fueron muy duros, después «la herida del aborto se gangrenó», hasta la crisis de hace cinco años que los empujó a pedir ayuda a un centro de terapia matrimonial. Por primera vez marido y mujer hablaron del aborto de su hijo: «Viendo lo que habíamos hecho surgió toda la amargura y la rabia que teníamos dentro. Mi mujer lloró todas las lágrimas que tenía, buscamos perdón y por primera vez lo encontramos».



Bradford entendió entonces que no hubo nadie sosteniendo a su mujer: «Yo el primero». La relación entre él y Tricia volvió a florecer. Tres años después Bradford decidió dejar su trabajo de director de una empresa para trabajar junto a otros amigos en el proyecto Online for Life: «Quiero impedir que otros cometan mi error».

«Voy a recogerlas allí donde se encuentren».
¿Por qué de este modo? En el sitio internet se lee: «¿Dónde buscan las personas la información para abortar? En internet seis millones de personas al mes buscan online los centros abortivos. Pero hay también 2.500 centros de ayuda a la vida dispuestos a socorrer a 1.300.000 mujeres que abortan cada año. Lo que hacemos es poner en contacto a los unos con los otros».


Explica Bradford: «Es exactamente lo que habría deseado para mí. Encontrar casualmente algo a lo que asirme, en alguien que me dijera: “Es tu hijo, no temas, estoy contigo”. Si hubiera muchos hombres así no creo que tantas mujeres abortaran. Estamos llamados a ponernos en marcha, a marcar la diferencia».

(Traducción de Helena Faccio Serrano, Alcalá de Henares)

VER TODAS LAS NOTICIAS

Noticias recientes
07
Ago
«Sabía que era adoptada pero hace poco supe que fui gestada en violación... ¿mi vida vale menos?»
17
Jun
Erika Cortés Se compromete a seguir defendiendo la Vida y la Familia en el Senado.
17
Jun
La Administración Trump frena a Trudeau y su intento de promover el aborto en la cumbre del G-7

 

Contáctanos
    porlavida@redmovida.org
 
    /redmorelosporlavida
 
    red_movida@hotmail.com