VIE
20
DOM
22
                 
Noticias

El lobby abortista trata de tapar el escándalo de anticonceptivos inyectables en el Congreso de EEUU

Pretende encubrir los efectos secundarios mortales y pruebas médicas antiéticas de un anticonceptivo de acción prolongada que se inyecta a mujeres en África. Los proaborto continúan su dura campaña de ataques contra quienes lo denuncian.


REDACCIÓN HO.- Justo antes de una audiencia programada en el Congreso de los Estados Unidos la semana pasada, Kwame Fosu -autor de varios informes que revelan violaciones de derechos humanos dentro de programas de planificación familiar como 'Depo Provera: violencia mortal contra la mujer'-, vuelve a sufrir una nueva oleada de acoso por parte de Planned Parenthood, el mayor proveedor de abortos en el mundo.

Fosu, director de Asuntos Internacionales y Programas en el Proyecto Rebecca para los Derechos Humanos desde 2003, en exclusiva para Friday Fax, denuncia tres años de ataques contra él por parte de los 'ideólogos de los derechos reproductivos' desde que empezó a revelar las violaciones de los derechos humanos en los programas de planificación familiar:

Se pagaron incentivos en dinero a médicos locales de África para que colocaran inyecciones a miles de mujeres que llevan a cabo USAID y la Fundación Gates.
Entre las violaciones perpetradas por compañías farmacéuticas, proveedores de salud y fundaciones, se encuentran experimentos antiéticos realizados con mujeres africanas y el uso extendido del anticonceptivo inyectable Depo Provera en millones de mujeres pobres de África, pese a sus conocidos efectos sucundarios mortales documentados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y los Institutos Nacionales de la Salud.
"Son personas como yo que se dicen progresistas las que están perjudicando a las mujeres porque quieren que todos tengan un modo de razonamiento: abortar", explicó Fosu, "eliminar el embarazo por cualquier medio necesario".

El congresista Willilam Lacy Clay reconoció a Fosu que su oficina había recibido varias llamadas de Planned Parenthood para denigrarle. Planned Parenthood, principal distribuidor de Depo Provera, recibe millones de dólares de dinero público de Estados Unidos para administrar el anticonceptivo en el país y en el exterior.

VER TODAS LAS NOTICIAS

Noticias recientes
17
Jun
Erika Cortés Se compromete a seguir defendiendo la Vida y la Familia en el Senado.
17
Jun
La Administración Trump frena a Trudeau y su intento de promover el aborto en la cumbre del G-7
12
Abr
Repercusión política del derecho a la objeción de conciencia en México

 

Contáctanos
    porlavida@redmovida.org
 
    /redmorelosporlavida
 
    red_movida@hotmail.com